Connect with us

Cultura

Lectura para el fin de semana: Los animales de ciudad no lloran

Nadia Linde denuncia a su amante, Enrique Rosado, dueño de un imperio hotelero, por haberla agredido y amenazado con un cuchillo. Olivia Marimón, su abogada, cree en ella y está dispuesta a demostrar ante el juez que dice la verdad. Víctor Bedia, el abogado de Enrique Rosado, se esforzará en probar la inocencia de su cliente. Olivia y Víctor, antiguos compañeros de facultad, descubrirán que el caso que ha vuelto a unirles es mucho más sórdido de lo que parece, y que los llevará a recorrer un camino del que no saldrán indemnes.

Argumento

En Los animales de ciudad no lloran, Graziella Moreno (Barcelona, 1965) firma un thriller legal sobre el poder, el amor, la ambición y las debilidades humanas. La autora pone el foco en esta ocasión en los abogados: “Mi intención ha sido reflexionar sobre los valores de la justicia y de la verdad, desde el punto de vista de los abogados y las estrategias que usan para defender a su cliente en el ámbito penal. Tal y como dice uno de los personajes de la novela, la idea de la justicia es hermosa, pero la realidad es otra. La defensa del cliente está por encima de todo, por encima la verdad, un valor que solo interesa a la sociedad, no al abogado: su objetivo es convencer al juez de que su cliente es inocente sin importarle si lo es o no”, comenta Moreno, que ejerce como jueza en Barcelona desde 2002.

Con más de tres décadas de experiencia en los juzgados, la escritora se inspira en sus propias vivencias para dar vida a las tramas y los personajes de sus obras. Los animales de ciudad no lloran está basado en muchos casos que ella misma ha tenido que juzgar. “Desde fuera parece sencillo saber quién dice la verdad y quién está mintiendo, quién es realmente una víctima y quién se aprovecha del sistema, pero no es así. En muchas ocasiones no contamos con pruebas o con testigos directos del hecho, así que nos enfrentamos a versiones contradictorias, y eso es lo difícil: saber hacia qué lado debe inclinarse la balanza aplicando la ley, que es la que debemos interpretar y adaptar al caso concreto”.

El interés de Graziella Moreno por el ser humano y sus motivaciones también está presente en las páginas de su nueva novela: “Los seres humanos somos fascinantes. Capaces de lo mejor y de lo peor. Nadie es enteramente bueno o malo, a excepción de casos muy concretos. Me interesa mucho saber por qué nos comportamos como lo hacemos y, particularmente, el porqué de nuestras acciones”, afirma.   

La autora

Graziella Moreno (Barcelona, 1965) quería estudiar Periodismo, pero por un error de cálculo empezó Derecho, que le gustó, sin dejar de escribir a ratos perdidos.

Conoce las tripas de la administración de Justicia desde 1991, año en que empezó a trabajar como funcionaria, y ya en 2002, como juez.

Ha estado destinada en los juzgados de Amposta, Gavá, Martorell y Barcelona, y se ha especializado en derecho penal.

Escribe relatos y artículos en revistas y diarios digitales. Publicó su primera novela en 2015, Juegos de maldad, que fue nominada a mejor novela negra de 2015 en el festival de Cubelles Noir y recibió una mención especial del jurado.

En 2016 publicó El bosque de los inocentes y en 2017, Flor seca. Su anterior novela, El salto de la araña fue galardonada con el premio literario del Mediterráneo 2020.

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, El Correo de Andalucía, eldiario.es... entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

Click para comentar

Lo Más Leído Hoy