Connect with us

Sin categoría

Medio Ambiente pondrá en marcha una serie de medidas para evitar de nuevo escasez de agua en los huertos sociales

Los adjudicatarios solo podrán plantar 175 unidades por huerto, la información se repartirá en un cartel por cada parcela

C.G.

El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Arahal toma una serie de medidas que se pondrán en marcha para el mes de mayo con el objeto garantizar el abastecimiento de agua en los huertos sociales.

Una de las más importantes es que los parcelistas solo podrán plantar 175 unidades por huerto. Para que tengan en cuenta esta norma, se van a repartir los carteles con la parcela tipo en los que aparece dibujada la distribución lineal de cada huerto y las plantas correspondientes. También entregarán una copia a cada adjudicatario.

Esta información se ha planteado ya a los concesionarios de las parcelas en una reunión celebrada recientemente. Los responsables municipales informaron sobre la cantidad de agua calculada como suficiente para el riego de estas 175 plantas, estimada en 400 litros diarios. A la reunión asistió también una experta en agricultura ecológica que forma y orienta a los parcelistas.

«Deben saber y concienciarse de que los huertos sociales no son explotaciones agrícolas, sino una parcela para consumo propio». Asimismo, según explica el concejal encargado, Luis López Minguet, para el mes de mayo tienen previsto poner en funcionamiento una nueva forma de riego, con el reparto de bidones de 500 litros por huerto.

«El pozo suministrará el agua a los depósitos o bidones, a los que les daremos altura suficiente para que rieguen por propia caída», dice López Minguet que, a su vez asegura: «La salida de agua del depósito garantizará el retén suficiente de agua para evitar su vuelco a causa del aire, siempre tiene que quedar dentro al menos 180 litros». Los parcelistas no podrá gastar más de ese agua diariamente. Si el pozo tuviera necesidad de aporte a causa del calor, lo repondrían.

 

El año pasado, sobre durante los días más calurosos del verano, hubo muchas protestas por parte de los adjudicatarios de las parcelas, principalmente los que tienen la parcela en la zona alta, a los que no les llegaba el agua de riego. Algunos incluso se plantearon abandonarlos. Tuvieron durante varias semanas que acarrear agua potable de un grifo instalado en el Parque para el riego y una cuba (como la que aparece en la foto) llevaba agua a los huertos incluso dos veces diarias.

Por esta razón, los responsables municipales dicen haber estado estudiando fórmulas para que lo ocurrido no se vuelva a repetir. El agua para los huertos sale de un antiguo pozo, denominado La Fontana que limpiaron para ponerlo en marcha de nuevo. Los vecinos de la zona aseguran que el pozo no tiene agua suficiente para las necesidades de los huertos.

No obstante, también aseguraban entonces que las instalaciones no estaban lo suficientemente bien organizadas para aprovechar el agua existente, ya que había parcelas que se inundaban y otras a las que no llegaba agua, el mal uso de la misma entre algunos de los adjudicatarios era otra de las causas apuntadas para la resolución del problema.

 

Periodista. Directora y editora de aionsur.com desde 2012. Corresponsal Campiña y Sierra Sur de ABC y responsable de textos de pitagorasfotos.com

Click para comentar

Lo Más Leído Hoy