Connect with us

Cultura

Lectura para el fin de semana: Mi vida con Dire Straits

Dire Straits es una de las bandas más exitosas de todos los tiempos y ha recibido numerosos premios (Brit Awards, Grammys y un premio Heritage). Este libro es un testimonio inestimable y directo del ascenso de la banda en el negocio de la música y de los efectos secundarios de la fama, y un extraordinario relato sobre la importancia del rock & roll para la generación del autor, John Illsley.

«El fenómeno Dire Straits comenzó tras un encuentro fortuito con Mark Knopfler en un piso de protección oficial en el sur de Londres. Había un hombre tumbado en el suelo de cemento profundamente dormido — la alfombra prometida nunca se había hecho realidad — y su cabeza, apoyada contra la única silla que teníamos, formaba un ángulo recto con el cuerpo. El tipo tenía una guitarra eléctrica en el pecho. A un lado, un cenicero cuadrado gigante desbordado con mil colillas; en el otro, un par de botellas vacías de cerveza Newcastle Brown. Su rostro, blanco como una sábana, se daba un aire a Dave. Debía de ser el hermano que había mencionado. Se movió y gimió; un párpado se le despegó».

Un grupo mítico

Dire Straits llenó estadios gigantescos en todo el mundo. Vendió cientos de millones de discos. Durante la década de 1980, fue una de las bandas más importantes del planeta. En Mi vida con Dire Straits, John Illsley, miembro fundador, bajista y pilar de la banda, evoca el espíritu de aquella época. Narra la trayectoria de uno de los grupos más grandes de la historia del rock.

La historia relata el ascenso de la banda desde sus humildes orígenes hasta llenar estadios en todo el mundo. Las devastadoras exigencias de las giras a escala global y tener que vivir bajo el foco de la atención pública que, inevitablemente, pasaron factura al grupo.

Narrado con profunda honestidad, conmovedora introspección e irónico humor, este es el primer y único relato de la increíble historia, contada desde dentro del grupo.

El autor

Nació en Leicester el 24 de junio de 1949. Fue el bajista de Dire Straits desde su fundación en 1977 hasta su desaparición en 1995.

John conoció a Mark Knopfler (que en ese momento vivía con su hermano, David) a mediados de la década de los 70 en una fiesta en Londres. Formaron la banda Cafe Racers junto con el batería Pick Withers (que Mark había conocido de una experiencia anterior en la banda Booze Brothers). Después cambiaron su nombre a Dire Straits. Publicaron su primer álbum en 1978 y a mediados de los años 1980 llegaron a ser uno de los grupos más conocidos. Su toque tremendamente rítmico y su aspecto desgarbado hicieron de John Illsley el integrante de Dire Straits más reconocible por el gran público tras Mark Knopfler.

Gracias a la fama alcanzada por la banda, John consiguió publicar dos discos en solitario (Never Told A Soul, 1984 y Glass, 1988) a la vez que formaba parte de los Dire Straits, sin lograr ninguno de ellos excesiva repercusión.

Tras la ruptura de los Dire Straits en 1995, John Illsley se dedicó a cultivar su hobby favorito: la pintura. En 2005 formó un grupo denominado Cunla, cuya actividad principal es dar conciertos con fines benéficos.

Ha publicado otros discos: 2007 – Live in Les Baux de Provence (with Cunla and Greg Pearle) 2008 – Beautiful You (with Greg Pearle) 2010 – Streets of Heaven 2014 – Testing the Water 2015 – Live in London 2016 – Long Shadows.

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, El Correo de Andalucía, eldiario.es... entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

Click para comentar
Publicidad

Lo Más Leído Hoy