Connect with us

Sociedad

La piscina de Marchena abre un sistema pionero para personas con problemas de movilidad

Marchena

Una inversión casi simbólica teniendo en cuenta el resultado social que conlleva. Marchena cuenta desde esta semana con una piscina pionera, que hace que cualquier persona la pueda usar sin importar si tiene problemas de movilidad o alguna discapacidad que, hasta ahora, hace que tenga que ser ayudada para entrar y salir del agua.

Unos 19.000 euros ha invertido el Ayuntamiento para que su piscina tenga un sistema que hace que una persona pueda bajar al agua en silla de ruedas con total autonomía.

Se trata de una reforma realizada en su piscina completada con la inversión de menos de 1.000 euros para comprar la silla, como ha detallado el concejal de deportes del Ayuntamiento marchenero, José María López de Estepa, orgulloso, explica, de tener en su pueblo «la primera silla acuática que hay en toda la comarca».

Para la concejala de Servicios Sociales, Mercedes Abadía, se trata de una buena noticia «más allá del comienzo de la temporada de baño», al haber trabajado las dos áreas -Deportes y Servicios Sociales- en coordinación para dotar al pueblo de este ingenio pionero.

Y para estrenarla no se ha contado con un ciudadano cualquiera, sino que la primera persona que la usado ha sido el campeón del mundo de triatlón adaptado, Rafael López, un vecino del municipio que ha recorrido medio mundo compitiendo, y que señala que «el material con que está hecha la silla, casi un 90 por ciento de plástico, hace que sea muy duradera, y se pueda usar sin que el agua la estropee».

Rafael López es vicepresidente de ADIFYS, la Asociación de Discapacitados Físicos y Sensoriales de Marchena, y además de su labor como voluntario en la Unidad de enfermos medulares del hospital Virgen del Rocío, publicó el libro ‘Sintiéndome vivo’, dónde explica su historia antes y después del accidente que le dejó en silla de ruedas.

Él mismo ha dado fe de que el sistema hace que cualquier persona sea autónoma a la hora de usar una piscina, y además mediante una inversión que no he llegado a los 20.000 euros, que se completa con las pasarelas de acceso y demás arreglos para hacer que la piscina marchenera no tenga barreras de ningún tipo.

Periodista. Directora y editora de aionsur.com desde 2012. Corresponsal Campiña y Sierra Sur de ABC y responsable de textos de pitagorasfotos.com

Click para comentar

Lo Más Leído Hoy