Connect with us

Sociedad

Un vecino de Linares (Jaén) de 81 años viaja solo en autobús para ver «Sabor a Campiña»

INFORMACIÓN PATROCINADA POR KIOSCO DAVID:

INFORMACIÓN

Antonio Aranda, Pedro Menéndez y Pilar Aranda. Foto: A.I.

El anciano quiere a su edad montar una empresa para transformar la producción de aceitunas de sus tierras y se vino al pueblo sin avisar a su familia, a pesar de padecer un 91 por ciento de minusvalía

C. GONZÁLEZ

La I Feria Alimentaria “Sabor a Campiña”, que se celebra este fin de semana en Arahal, se puede contar por sus numerosas anécdotas. Una de las más interesantes ha sido la historia de Antonio Aranda Pulpillo, un hombre de 81 años que vio en el programa de Canal Sur, Andalucía Directo, el reportaje sobre el evento y hoy, sólo, sin decírselo a su familia, ha llegado hasta esta localidad buscando información para montar una empresa. se ha recorrido 227,9 kilómetros y vuelta.

Antonio Aranda casi no ve ni oye pero eso no ha sido impedimento para que coja un autobús desde Linares dirección a Sevilla. Según su propia versión contada al policía Pedro Menéndez, se ha bajado en Ecija y desde allí ha buscado a dos personas para compartir un taxi que lo traiga hasta Arahal. Llegado a este pueblo, sólo tenía que encontrar la Caseta Municipal para ver la I Feria Alimentaria “Sabor a Campiña”.

Llegó a media mañana y en uno de los primeros stands que se paró fue en el de Aceites El Macaco donde comenzó a preguntar qué había que hacer para montar una empresa que transformará la cosecha de sus 6.000 olivos. Según contaba después su hija, Pilar Arana, su padre le encanta el mundo de la aceituna y se ha empeñado en montar una empresa.

Cocina en Directo, Sabor a Campiña. Foto: A.I.

A los representantes de El Macaco les extrañó que ese hombre tan mayor llegase solo desde Linares y después de hacerle algunas preguntas consiguieron el teléfono de un nieto y de su hija. Estaban preocupados porque el anciano, que parecía algo desorientado, preguntaba si había algún lugar donde quedarse a dormir.

En conocimiento de la Policía

Fue entonces cuando decidieron ponerlo en conocimiento de la Policía Local que había llegado al recinto ferial. Un agente, Pedro Menéndez, se situó junto a Antonio, que en ese momento estaba en la barra comiendo algo, y comenzó, disimuladamente, a hacerle preguntas sobre su lugar de procedencia. Mientras, en la Jefatura de la Policía Local, con el nombre y algunos datos más averiguaron que Antonio Aranda era de Linares (Jaén).

A esa hora, su hija Pilar Aranda iba camino de la Jefatura de Policía de la ciudad jiennense para poner una denuncia por su desaparición. Su marido había recibido una llamada del abuelo para decirle que no iba a comer allí, que avisara a su mujer para que no le preparase nada.

Antonio Aranda llevaba dándole vueltas a su viaje desde la tarde anterior cuando vio en Andalucía Directo el reportaje de la periodista Inés Porro sobre “Sabor a Campiña”. Según el mismo contó a Pedro Menéndez, “desde la una de la madrugada que decidió venir, no había podido dejar de darle vueltas”.

A primera hora de la mañana cogió el autobús en Linares, 14 euros el billete, la mitad de lo que cuesta por la tarjeta de pensionista del anciano. 50 años de transportista pero ahora tiene un 91 por ciento de minusvalía; con un ojo no ve nada y con el otro un 20 por ciento. Además prácticamente no oye. “Pero de la cabeza está estupendamente, vamos que él no venía perdido a Arahal, era consciente de lo que hacía, se ha empeñado en montar una empresa con esta edad”, comenta su hija.

Por esa minusvalía, Antonio Aranda parece que está un poco desorientado y ha sido la razón para que los responsables de Aceites El Macaco avisaran a la Policía Local.

Una vez localizada la familia, mientras se desplazaban hasta Arahal a recogerlo, Pedro Menéndez distrajo al anciano. “No podíamos retenerlo porque no tiene sus facultades mermadas, sólo podemos acompañarlo”, dice el policía local.

Antonio Aranda ha recorrido hoy 229,7 kilómetros, unas dos horas y media en autobús, para averiguar cómo se montaba una empresa y poder así transformar la cosecha de aceituna en aceite de sus 6.000 olivos. ¿Dónde mejor que en Arahal para averiguarlo?

A última hora de la tarde volvió a casa con su hija y su hijo, eso sí cargados con productos de “Sabor a Campiña”.

Periodista. Directora y editora de aionsur.com desde 2012. Corresponsal Campiña y Sierra Sur de ABC y responsable de textos de pitagorasfotos.com

1 Comment
Publicidad

Lo Más Leído Hoy