Connect with us

Opinión

Nota sobre el veto a los medios de comunicación en el espectáculo “El ciclo de la vida”

AIONSur/ Arahal

Ante las reiteradas solicitudes de información realizada en los últimos días a este medio de comunicación sobre las razones de por qué no se ha grabado el espectáculo “El ciclo de la vida”, organizado por la Escuela Municipal de Música y Danza Casa del Aire de Arahal, decirles a los lectores que, por parte de los responsables del mismo, se ha vetado la entrada a los medios de comunicación que tenía como objetivo grabar imagen o hacer fotografías del mismo.

Por parte de AIONSur, como en otras ocasiones, se ha solicitado información sobre este veto y la respuesta, asesorada por la Secretaría municipal, ha sido la siguiente que transcribimos tal cual:

“Ante el interés suscitado por la puesta en escena del Proyecto Educativo “El ciclo de la vida”, la Escuela Municipal de Música y Danza “Casa del Aire” comunica que:

Tras consulta o solicitud recibida por parte de medios de comunicación para la grabación y difusión íntegra o parcial del referido evento y no disponer esta escuela del consentimiento expreso de los padres/madres/tutores de los niños y niñas que participan en el mismo, solicitamos asesoría e informe a la Sra. Secretaria General del Excmo. Ayuntamiento de Arahal, para poder actuar en consecuencia.

Vistos los fundamentos jurídicos que se desprenden del informe emitido por la Secretaria, las consideraciones a tener en cuenta y las conclusiones del mismo que dice textualmente: “hemos de concluir que teniendo en cuenta el derecho de los menores a la intimidad y propia imagen y el derecho a la información, éste último no prima sobre el primero, por los motivos expuestos, lo que supone que para proceder a la grabación, o toma de fotografías de estos menores de edad, se requerirá su consentimiento expreso en los términos anteriormente expuestos o, en su caso, del padre, madre o tutor legal.

Por tanto, ante la no autorización expresa a la escuela por parte de los padres/madres o tutores de la totalidad del alumnado participante en el proyecto, los medios de comunicación que deseen cubrir información sobre este evento, podrán acceder al teatro si así lo desean, para realizar seguimiento o crónica del mismo, en su derecho de la libertad y el derecho a la información, pero no podrán tomar imágenes fotográficas ni de vídeo, ya que en todas las escenas participan meno”.

Una vez pasado el espectáculo y después de consultar con nuestros abogados, consideramos que se ha vulnerado el derecho a la información por una mala interpretación de la Ley que protege al menor.

Bien es sabido, que los derechos del menor merecen especial protección, en esa lucha estamos todos. Por eso reproducimos una parte del texto que incluye esta ley para después comentar cuál hubiera sido nuestra actuación en el caso de la grabación de este espectáculo, que ha llevado meses de preparación, con la implicación de muchas familias de Arahal. Es decir, que su estreno en el Teatro Municipal de Arahal era muy interesante según nuestros criterios informativos.

“Cuando la intromisión tiene lugar a través de un medio de comunicación y afecta a un menor no cabe privarle de protección ni siquiera con base en una conducta propia del mismo, de sus progenitores o de otros familiares.

El rigor con el que se tutelan legalmente estos derechos hace que no legitime la utilización del nombre o de la imagen del menor sin recabar consentimiento, ni siquiera cuando la publicación se editara por una Comunidad Autónoma y tuviera por objeto una “información educativa” carente de toda finalidad crematística o económica ( STS nº 888/1992, de 19 de octubre ).

Para armonizar el derecho a informar y los derechos del menor habrá de partirse de que estará justificada la difusión de información veraz y de interés público aunque afecte a un menor siempre que no sea contraria a sus intereses.

También estará justificada la difusión de información veraz y de interés público pese a que afecte a un menor y aunque sea contraria a sus intereses siempre que se empleen los medios precisos para garantizar su anonimato.

El derecho a la información puede preservarse con la adopción de las cautelas que en cada caso dicten las circunstancias, tales como no incluir el nombre ni la imagen del menor -o en este último caso, distorsionar el rostro de modo que sea imposible su identificación-, o no aportar datos periféricos que puedan llevar a su identificación.

Si la difusión casual o accesoria de la imagen del menor se vincula a lugares, personas o actos con connotaciones negativas, habrán de utilizarse técnicas para evitar que el mismo pueda ser identificado.

El Tribunal Constitucional estableció como doctrina que, en los supuestos en los que están implicados menores de edad, la doctrina constitucional ha otorgado un ámbito de superprotección que obliga a ser sumamente cautelosos en cuanto a la información que de los mismos se suministra, aunque ésta tenga interés público.”

ENLACE LEY

Teniendo en cuenta el carácter en sí del espectáculo, consideramos que en ningún momento se vulneraba el derecho a la privacidad de ningún menor de los participantes por las siguientes razones:

1.- La información o grabación no incluiría el nombre de ningún menor porque no es relevante, ni ningún otro dato identificativo, habida cuenta que se trata de un espectáculo con 130 participantes.

2.- La grabación hubiese sido a una cámara, como es habitual en otros casos, con planos generales, donde no se apreciaría imágenes individuales de menores ni mayores de edad.

3.- Por el propio carácter del espectáculo, todos los participantes iban maquillados y disfrazados, casi ni sus familiares hubieran sido capaces de identificarlos si no es porque ya conocían el disfraz que llevaban.

4.- En ningún momento se ha pedido por parte de este medio entrar en los camerinos para hacer primeros planos de los actores en este espectáculo, ni nada que se le parezca. Sobre todo, porque en otros eventos organizados por el Ayuntamiento de Arahal, máximo responsable de las instalaciones, rara vez nos dejan entrar en esta zona, algo que sí hacen incluso responsables municipales para después subir las fotos a las redes sociales con información incluida.

5.- Teniendo en cuenta que en la sede de la delegación de Cultura ha puesto a la venta entradas para ver el espectáculo, éste se considera ya público, no es un evento privado, tal como nos han comunicado de forma verbal los responsables del mismo. Es, por tanto, un espectáculo para el que se utilizan unas instalaciones PÚBLICAS, en una es escuela PÚBLICA, es decir de todos los ciudadanos. De hecho, otros eventos de esta misma entidad se graban con la intervención de menores, sin problema alguno.

6.- El espectáculo ha sido de interés porque detrás de su organización han estado implicadas más de un centenar de familias de Arahal, ha sido un trabajo merecedor de difusión para el prestigio de la Escuela de Música y del propio pueblo. Además, el evento ha tenido un fin benéfico a favor de La Asociación de El Tarajal, doble razón para el interés informativo del mismo.

7.- En ningún momento se ha tenido en cuenta el derecho del resto de familias que sí querían que los medios de comunicación estuvieran presentes y eran mayoría. Ni se ha dado a este medio la posibilidad, como ha ocurrido en ámbitos escolares, de pixelar las imágenes del menor o menores cuyas familia o familia no consentía la grabación o, simplemente, cortar el momento en el que ese menor aparece, en pro de esta mayoría que sí lo permitían.

8.- La Escuela de Música envió una nota de prensa con un vídeo a todos los medios para su publicación anunciando el evento. Si en principio el espectáculo es «privado», como se ha indicado verbalmente, no tienen ningún sentido esta información de agenda que han publicado también en sus redes sociales.

Es la segunda vez que este medio se enfrenta a esta situación. La vez anterior fue en una obra de teatro que se montó a raíz de un curso realizado por el Ayuntamiento en 2016. En aquella ocasión, igualmente se nos prohibió grabar. Fueron las mismas circunstancias pero aquella vez ni siquiera la delegada de Cultura tenía conocimiento de esta prohibición, por lo que después de acudir al Teatro ante la insistencia de las familias que querían que los medios se hicieran eco de esta información, tuvimos que volvernos sin hacer nuestro trabajo.

No obstante, esa vez sí se permitió que todo el que estaba en la sala grabara e hiciera fotos con su móvil y después las subiera a las redes sociales sin ningún tipo de cortapisas.

En el espectáculo “El ciclo de la vida”, ha ocurrido algo parecido, la mayoría de las familias que estaban implicadas en el espectáculo nos han reiterado su deseo en los últimos días de que se grabara. Pero esta vez, debido a la solicitud de explicación ante la negativa de no grabar por parte de este medio, se ha advertido al público para que las fotos o vídeos del espectáculo no se subieran a las redes sociales, algo que no se ha podido evitar, en algunos casos. Aunque la advertencia incluía que responderían a título personal cada uno que lo hiciera.

Esta advertencia no ha impedido, sin embargo, que los asistentes, incluidos trabajadores de la Escuela de Música, subieran a las redes todo tipo de foto, -en algunas aparecen menores-, en los últimos tres días. Están en su derecho y, gracias a su valentía, ha quedado algo de constancia del trabajo realizado por más de cien personas durante cientos de horas.

De hecho, el director de la Escuela Municipal de Música y Danza de Arahal, firmante de esta respuesta que reproducimos en esta nota, Luis Miguel Benitez, informó a este medio de que la entidad que representa sí subiría a las redes fotos de dicho espectáculo, algo que al final no ha ocurrido, posiblemente motivado por nuestra insistencia en que explicaran las razones legales de este veto a los medios de comunicación que nos parece completamente injusto.

Consideramos la necesidad de publicar esta explicación, ante las reiteradas consultas realizadas a este medio en los últimos días, incluido el día de ayer después del espectáculo.

El derecho de la información es también un derecho constitucional que en este caso prevalece ante el derecho a la intimidad y protección al menor, porque, en ningún momento, este derecho iba a ser vulnerado.

La pregunta es: si normalmente se respeta este derecho al menos por parte de los organismos municipales ¿por qué en esta ocasión no ha sido así? ¿Por qué no se ha optado por otros métodos para garantizar ambos derechos, el de informar y el de proteger al menor cuyas familias o familia no ha dado el permiso para su grabación?

Nos vemos en la necesidad de dar esta explicación porque este medio graba la mayor parte de eventos de este tipo, sobre todo sin son de tan alto interés informativo, algo sabido ya por los lectores y seguidores.

 

Periodista. Directora y editora de aionsur.com desde 2012. Corresponsal Campiña y Sierra Sur de ABC y responsable de textos de pitagorasfotos.com

Click para comentar

Lo Más Leído Hoy