Connect with us

Análisis

Un camarín con casi 3 siglos de historia que alberga al Cristo de la Misericordia, una imagen con miles de devotos

Rafael MARTÍN HUMANES

El camarín de la iglesia del Santo Cristo, es la atalaya celestial que alberga la sagrada efigie del Santísimo Cristo de la Misericordia, Sagrado Titular de la Ilustre, Venerable y Real Hermandad de la Santa Caridad y Misericordia, desde su fundación en el año de 1501. Este barroco espacio ha permitido, durante más de dos siglos y medio, a los innumerables fieles y devotos tener un momento de intimidad, silencio y soledad junto a Él, y que hoy día, debido a su mal estado de conservación, su acceso se encuentra limitado al último viernes de cada final de mes.

Tanto la construcción de la Iglesia del Santo Cristo, que sustituyó a la Antigua Ermita (construcción de mediados del s. XV y de estilo mudéjar, de la que hoy se conserva su portada) como la del propio camarín (singular en Arahal), tenían un único y predestinado fin, como era convertirse en un magnánimo espacio de culto y veneración digno de la milagrosa imagen del Santísimo Cristo de la Misericordia, voluntad ésta que fuera de Juan Leonardo Malo Manrique, benefactor de dicha institución.

El camarín de la Iglesia del Santo Cristo fue el último elemento constructivo de la segunda fase de la misma (1751-61), terminándose en el año 1760, lo que viene a reflejar esa transición artística entre el barroco y el rococó. El camarín posee unas  pinturas murales encaminadas a mover a la devoción y a despertar la piedad de los fieles, mostrándonos un gran realismo en la escena, principalmente en los temas de la Pasión y el de la Mater Dolorosa, como partícipe de los sufrimientos y dolores de la pasión y muerte de su Hijo.

Dichas pinturas murales son de autor anónimo, aunque pueden estar relacionadas con el estilo del pintor sevillano Juan de Espinal, y que hoy día se encuentran en un pésimo estado de conservación, debido a una serie de causantes como los avatares del tiempo, el agua, la humedad y como no el incendio que tuvo lugar en el año de 1917, que obligó a una profunda modificación del Camarín en el año de 1919, cuyas obras fueron dirigidas por el arquitecto Aníbal González, la decoración de azulejos corrió a cargo de Vigil- Escalera y Díaz e, incluso, las pinturas del Camarín sufrieron un grave deterioro, tal como hoy incluso podemos observar, pero fueron retocadas en parte por E. Zaragoza.

Las obras finalizaron el 9 de junio de 1919, y su costo ascendió a 13694 pesetas con 95 céntimos. La cantidad de 9875 pesetas fue lo que se recogió de los donativos recaudados entre los hermanos y los vecinos de Arahal, por lo que las 3895 pesetas con 95 céntimos restantes fueron donadas por el Hermano Mayor D. José Zayas Caro.

Por ello en el próximo 2017, se cumplirá un siglo de aquel desafortunado accidente, que dañó gravemente esta belleza del barroco tardío, y es por ello que ante la situación actual del camarín la actual Junta de Gobierno de la Hermandad de la Santa Caridad y Misericordia, velando por el ingente patrimonio artístico que le ha sido legado, convocó un Cabildo Extraordinario, el pasado 17 de diciembre, en donde sus hermanos aprobaron por unanimidad este proyecto.

La ejecución de este proyecto será llevada a cabo por la empresa Ágora Restauraciones de Arte, una empresa fundada en Madrid en el año de 1989, con un sin fin de restauraciones de pinturas murales, retablos, liensos, conjuntos de yeserías,….

En donde hemos de destacar su activo papel en la restauración de Santa María la Blanca en Sevilla. La restauración tendrá una duración aproximada de entre tres y cuatro meses, y en donde participarán un importante número de profesionales como historiadores, historiadores del arte, licenciados en bellas artes, químicos, etc…  Que serán los protagonistas de devolver la luminosidad y la belleza a las pinturas murales del camarín. El proceso de restauración se dividirá en varias fases.

La primera de ellas serán los trabajos previos entre los cuales destacaríamos una documentación fotográfica, la elaboración de una cartografía sobre el estado de conservación, analítica o estudio de infrarrojos. A continuación se iniciarían los trabajos de restauración propiamente dichos consistentes en el tratamiento de emergencia, limpieza superficial, fijación y consolidación de la película pictórica, eliminación de las sales, limpieza de las pinturas, reintegración volumétrica, reintegración cromática, capa de protección y la realización de una memoria de los trabajos realizados.

De esta manera, debemos de congratularnos ante la ejecución de este ilusionante proyecto, ya que no sólo permitirá recuperar una de las joyas artísticas de la localidad,  en donde se fusionan dos estilos de épocas pasadas como el barroco tardío de la segunda mitad del s. XVIII y el estilo regionalista del primer tercio del s. XX, sino que también reforzará el propósito originario de esta señera y vetusta institución, como es el culto al Santísimo Cristo de la Misericordia.

Bibliografía utilizada para este artículo:

-La Iglesia del Santo Cristo. Autor Rafael Martín Martín. 2001

– Libro de Acuerdos 1677-1790.

– Libro de Acuerdos 1875-1940.

– Juan Leonardo, Santo y Seña de Nuestra Hdad. Autor José María Martín Humanes. Revista Caridad y Misericordia, 2015

Periodista. Directora y editora de aionsur.com desde 2012. Corresponsal Campiña y Sierra Sur de ABC y responsable de textos de pitagorasfotos.com

Click para comentar

Lo Más Leído Hoy