Connect with us

Sucesos

El niño muerto en una cacería «nunca se movió de su sitio»

El niño muerto en una cacería «nunca se movió de su sitio». Lo han dicho dos de los testigos citados en la causa que investiga el fallecimiento del menor por un disparo.

Fue en una montería de caza celebrada el pasado mes de enero en la finca ‘La Lapa’ del municipio sevillano de Guillena.

Los últimos que han declarado han sido dos testigos en el Juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla, y sostienen que que el menor «no se movió» de su asiento.

Estaban en puestos cercanos

Estos testigos que se encontraban en el puesto de caza ‘3’ y que tenían visible el puesto ‘2’ en el que se encontraba el menor fallecido, han asegurado que el pequeño estaba «quieto en un banquito» cuando recibió el disparo mortal y que vieron como el padre corrió a auxiliarle.

[enoro]

De otra parte, ha testificado el titular del puesto de caza ‘1’, donde se encontraba, L.A.G., un varón de nacionalidad argentina y de unos 60 años de edad investigado por un delito de homicidio imprudente por disparar al menor. El testigo ha indicado que el investigado, que no dispone de licencia de armas, se salió de la zona habilitada para disparar y que disparó «en dirección contraria» a la permitida.

Asimismo, ha testificado un usuario de un puesto lejano que sólo ha confirmado que escuchó el disparo. Para este viernes está fijada una nueva sesión de la Instrucción, que preside el magistrado Juan Gutiérrez, en la que testificarán el organizador de la montería, el postor –el encargado de asignar los puestos de caza–, los rehaleros y otro participante de la cacería.

Periodista corresponsal de la Agencia EFE, El Correo de Andalucía, eldiario.es... entre otros medios. Cubre principalmente Huelva y Sevilla en varios medios radiofónicos y prensa digital.

Lo Más Leído Hoy